Image

Deforestación entre 1992 y 2012 le costó a Panamá 3.700 millones de dólares.

22 Mar

Deforestación entre 1992 y 2012 le costó a Panamá 3.700 millones de dólares.

Panamá, 21 de Marzo de 2014.

La reducción de las masas forestales entre 1992 y 2012 supuso una pérdida de 3.700 millones de dólares para la economía panameña, según un informe presentado este viernes, que también destacó los “avances” de Brasil para detener la deforestación y que el daño ambiental aumenta en Argentina y Paraguay.

El informe “Ecosistemas forestales en las economías nacionales y la contribución de REDD+ hacia la transformación de una economía verde: el caso de Panamá” señaló que “la deforestación entre 1992 y 2012 generó perdidas económicas netas de 3.700 millones de dólares” en el país centroamericano.

El oficial del programa ONU-REDD, Gabriel Labbate, de la oficina regional del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), indicó que Darién y la comarca Ngöbé-Buglé fueron las “provincias más afectadas” en Panamá.

El informe del programa REDD+ (Reducción de las Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques) fue realizado de forma conjunta con la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), el PNUMA y el BC3 Centro Vasco para el Cambio Climático.

El documento presentó datos relevantes sobre el valor de los servicios que ofrecen los recursos forestales y la contribución que estos producen a la economía panameña, además alertar sobre la deforestación y el estado de los bosques en el país.

Labbate explicó que la contribución de los bosques a la economía se puede medir a través del Producto Interno Bruto (PIB), puesto que el sector forestal forma parte de una cadena de producción que directa o indirectamente incide en el sector agropecuario, industrial, de la construcción, el transporte y la manufactura, entre otros, explicó el informe.

“Creo que Panamá está en un punto medio en donde todavía tenemos en el país una cantidad de bosque importante que se está perdiendo, pero también creo que estamos a tiempo con la capacidad de revertir eso”, sostuvo el oficial del programa ONU-REDD.

Por parte de la ANAM, el coordinador técnico del programa REDD en Panamá, Eric Rodríguez, explicó que se está trabajando para llevar programas de reforestación y desarrollo de agricultura sostenible a las personas que residen cerca de las áreas protegidas con la finalidad de que éstos “no tengan que presionar los bosques”.

Rodríguez dijo que se intenta financiar la protección la las áreas protegidas y a la vez promover el desarrollo de actividades “productivas y amigables” con el ambiente junto a las comunidades cercanas a los bosques protegidos.

Actualmente, en la Asamblea Nacional de Panamá se discute una nueva ley forestal, que trata de incentivar el desarrollo del sector, que es promovida por diferentes asociaciones de reforestación y la ANAM.

Labbate indicó que Brasil ha hecho “avances muy importantes en detener la deforestación”, pero que a la vez la pérdida de masa forestal ha aumentado en países como Paraguay y Argentina.

Costa Rica, por otra parte, “tiene un historial muy importante, no solamente ha disminuido la deforestación de manera drástica sino que ha aumentado su capacidad boscosa”

(Agencia EFE)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: